jueves, julio 28, 2005

Cortazariana

Hoy murió Saúl Yurkievich, quizá el mejor amigo que tuvio el Gran Cronopio en vida, y ante este suceso solo nos queda ver como una gran generación comienza a dejar este mundo. Esperemos que pronto surja algo más en las letras tan digno de comentarse como fue el binomio Julio-Saúl.

Cronopio, cronopio...

1 comentario:

Cortazariana dijo...

Andabamos sin buscarnos...
Saludos