28/7/08

Fronteras

La diferencia entre Tijuana y San Diego es la misma que entre la Narvarte y la Doctores...

27/7/08

Blogger, Bloguear, Blogueando

¿Qué pedo con la gente?

Me ha dado por leer blogs de nuevo, la técnica es fácil, entras a un blog que te gusta y empiezas a viajar por los links o por los comments, normalmente la gente que tiene un buen blog suele leer otros buenos blogs además de los RockstarBlogs (Plaqueta, El Huevo, Todomepasa, Alberto Chimal etc). Pero a últimas fechas me he encontrado con un montón de blogs dedicados únicamente a sostener pleitos que rayan entre lo virtual y lo real, es como si de verdad insultarse en un blog o ir a contar las verdades de la gente con sus conocidos virtuales fuera realmente importante. En serio gente, están gastando ancho de banda a lo pendejo... Respétense, quiéranse... Aunque sea un poquito.

25/7/08

Emo my ass

Compré el CD+DVD de My Chemichal Romance titulado The Black Parade is Dead!, para aquellos que tengan dudas de por qué esucho a My Chemichal Romance solo diré que me gusta y ya. Pues bien, lo que me tiene sorprendido es que el CD está grabado con los audios del concierto realizado en el Palacio de los Deportes (rebotes para algunos). Esto me sorprende porque en primera casi ningun artista pone tracks grabados en México en sus discos en vivo y segundo porque el Palacio de los Deportes suena de la chingada. A pesar de esto debo decir que The Black Parades is Dead! suena bastante bien y si alguien aquí disfruta de la música de esta banda debe tenerlo.

24/7/08

El Salto

Bueno chicos, pues resulta que si uno pregunta hasta le dan trabajo. He pasado de escritor de poemas a escritor de deportes en menos de lo que canta un gallo. La gente de Hipertextual me ha ofrecido un empleo en su blog Sección Deportiva y hoy he dado mi primer paso, pasen por ahí y no opinen :P

22/7/08

Fucked up

"Cada que dicen perverso y duro me imagino a coetzee"

Josephine

14/7/08

Maravillas

Hoy alguien me dijo que empezará a leer Historias de Cronopios y Famas de Julio Cortázar, algo en mi corazón se movio como si fuera la primera vez que pienso en ese libro. Un libro tan mítico que no tiene sentido comentar en el "ambiente" pero al mismo tiempo sigue cayendo en manos de lectores que descubrirán, por primera vez, eso que yo descubrí hace algunos años. Cronopio, cronopio

7/7/08

Fe de ciegos

Leía en el lugar de René otra reflexión más sobre el infinito tema del escritor, su compromiso y ahora agregamos la vocación. René nos propone este fragmento del Diario de Gombrowicz:

"Ese exceso de libertad es precisamente lo que más ata al escritor. Amenazados por la inmesidad del mundo y el carácter definitivo de sus problemas, se agarran deseperadamente al pasado; se agarran a sí mismos; desean quedarse tal como eran; tienen miedo del más mínimo cambio en sí mismos por temor a que todo se les desmorone; y finalmente se agarran con despero a la única esperanza que les queda, que es la esperanza de recuperar la patria. Pero la recuperación de la patria no puede realizarse sin lucha, y la lucha requiere fuerza; la fuerza colectiva, sin embargo, sólo puede crearse mediante la resignación del propio yo. Para crearla el escritor tiene que imponerse a sí mismo y a sus compatriotas una fe ciega y muchas más cegueras, mientras que el lujo del pensamiento libre y desinteresado se convierte en el más grave de los pecados. De modo que no sabe ser escritor sin patria, pero, para recuperar la patria tiene que dejar de ser escritor, escritor en serio."

Y después propone también que el compromiso del escritor con cualquier cosa que no sea escribir implica la ceguera que menciona Gombrowicz, sería interesante ponernos a pensar si es cierto que el escritor como tal, es la absorsión completa del ser humano que interpreta la profesión. Por una parte estoy de acuerdo en que el hecho de escribir requiere de quien lo ejecuta el tiempo libre, el tiempo ocioso y hasta el muy necesario tiempo laboral, pero por otra parte no sé si sea cierta esta idea de que el escritor es y no se hace. Propongamos entonces otra perspectiva a la discusión y digamos que todo acto de escritura es la única ceguera de la que puede cojear el escritor, una ceguera nacida desde su más intransigente egoísmo y que se propaga por todos sus lectores (futuros y pasados). Supongo que entonces todo lo que haga el escritor que no sea escribir, sería renunciar al acto de fe que lleva consigo la literatura, pues para convencerse todos los días de que vale la pena escribir hay que ser más Borges que García Marquez.