domingo, febrero 26, 2006

Vejez

Con el tiempo nos fuimos haciendo menos pendejos... o al menos eso decimos. La vejez es una enfermedad que siempre llega pronto. Dentro de algunos años miraré estos días y pensaré en lo joven que era, dulce retrospección que me hará sentir más triste conforme esto avance. No estoy mal de la vejez, igual comienza a volverse un vaivén asqueroso que se repite trás de mi, cada cosa que se fue quedando, cada cosa que dejé de esperar, hasta las cosas que salieron mal y que ahora me hacen sentir unos cuantos remordimientos. Si uno siente que esto es un camino y se apura a recorrerlo siempre llegará a un punto donde la vista para atrás es borrosa y la que se tiende por delante es incierta, igual estoy por ahí, en el justo medio y me asusta saber que ni pa'tras ni pa'delante. Hoy no puedo contarme cuentos chinos, soy un joven adulto y el saberlo me revuelve el estomágo al tiempo que me hace preguntarme:

¿Y ahora que?

No hay comentarios.: