viernes, agosto 05, 2005

Otro fútbol

El domingo mis Chivas visitan la cancha sagrada de C.U. este es por mucho el partido más dificil para mi como aficionado. Por un lado llevo el alma Chiva desde pequeño, y por el otro esta mi amor la institución que tanto me ha dado. Jorge Vergara (dueño de las Chivas) se ha caracterizado por ser hocicón, cabrón y bastante apasionado, cosas que en un principio me molestaban, pero que lentamente han ido dandole al equipo un carácter que con la Promotora no tenía. Recuerdo una declaración de Vergara cuando el drama de los desplegados, donde decía algo asi como "Esto es un juego, un deporte, quien se lo tome a pecho pues esta algo wey". Esto de acuerdo con esta manera de ver el fútbol (y quizá también la vida), el fútbol es pasión, es desmadre, amor a la camiseta, y en algunos casos religión. Si nos mentamos la madre en el estadio, nos pintamos dedo, sufrimos, gritamos y a veces hasta lloramos, creo que lo único que podemos pedirle a los dueños de nuestros equipos es que no traicionen la mística, los ideales, o la fe que nosotros hemos puesto en los colores. Creo que esto se lo puedo agradecer a Vergara, aunque a veces me encabrona que hable a lo pendejo, pero pues es parte de su personalidad y ni pedo. Ahora bien, el partido del domingo tendrá sabor, pasión y una apuesta en juego. Molotov ha compuesto una rola para el dueño de las Chivas y dejo en la mesa su participación. El rollo es como sigue, si Chivas gana, Molotov tocaría en Guadalajara sin cobrar un peso, los boletos irían para una institución benéfica que Vergara elija. Si Pumas gana, Vergara pagaría un concierto en el D.F. y los boletos irían para una institución benéfica. Sea como sea, alguien que lo necesita gana, y nosotros tenemos una razón más para disfrutar el partido. Gracias a Vergara y Molotov.

No hay comentarios.: