19/2/09

Entre escritores te vea


Hace un rato leía blogs, porque cuándo a uno se le descompone el Xbox le da por empezar de nuevo a leer blogs. Sé que esto es una blasfemia, pero seamos honestos, me importa un rábano. Leía esta nota y me di cuenta que leo una de esas cada dos o tres semanas, sobre todo en blogs de escritores (con sus bemoles). No sé por qué nos ofende tanto cierto tipo de escritor, ya sea el leído, instruído, galardonado... Pero bajo ninguna circunstancia nos molesta lo que el susodicho escribe, nos encabrona quién es, lo que ha logrado y cómo lo ha conseguido. Yo tengo un amigo que ganó un premio importante (alguien me dijo que cualquier premio de más de 15 mil pesos ya es importante) y recuerdo que cuándo me enteré me dio gusto, genuino gusto, era algo que se veía venir y cuándo sucedio me dejo un grato sabor de boca. Curiosamente en aquel entonces no nos hablábamos, pero con el tiempo las cosas se acomodaron y por fin logramos comentar lo que había sentido o pasado desde entonces. Me dio mucha risa que me contara que sus compañeritos de la facultad decían que era porque conocía al jurado o porque se había acostado con el jurado o porque conoció al jurado acostándose con ellos. Creo que el escritor está demasiado preocupado por el escritor, el lector está demasiado preocupado por la crítica y el pobre libro anda por ahí abandonado de la mano de dios.

¿Por qué será que nos encabrona tanto que alguien sea mejor que nosotros en algo?

3 comentarios:

rpconfidential dijo...

No puedo creer que esté de acuerdo contigo en algo pero lo estoy. La única vez que (hasta el momento) no me han atiborrado el buzón de coorreo diciendo que el ganador del premio herralde es amigo del jurado, ha sido con Daniel Sada, un tipo más bien alejado de los grupos intelectuales que escribe como norteño y que le vale madre hacer amistades convenientes.

Badger dijo...

puro egocentrismo y voracidad...si no es mío no debe ser de nadie.

MäRiÄnA dijo...

"el libro abandonado a la mano de dios" es de las cosas mas tristes que he escuchado....
Un día padrísimo caminaba en la calle y en el piso como esperándome encontré una copia de "Rayuela".... Me lo quedé....
Que abandonen los libros por donde paso yo, no?
saludos!