jueves, junio 22, 2006

Tormenta

Y hay días como estos, que se oscurecen temprano y no terminan por amanecer. Todo sale mal y por alguna razón no te sirve hablar con nadie, se repiten los nombres y las preguntas que hemos ido postergando. En estos días, de repente, algo te rompe un pedacito adentro y te da tanta tristeza que no puedes llorar. . .

No hay comentarios.: