domingo, mayo 17, 2009

Poética Uruguaya

Es un domingo. Los domingos son fúnebres. Abro los periódicos y el futbol es más importante que la poesía. En Uruguay también el futbol es más grande que la poesía. Imagino las calles repletas de gente para llorar algún yerro del Nacional, imagino que el día que Francescoli se muera habrá filas por las calles que escoltaran el féretro. Hoy se murió Mario, Benedetti, el marinero (por más que quiero imaginarlo de otra forma siempre es un marinero que habla en alemán). Podrán festejar los intelectuales, los científicos y los novelistas. Hoy se ha muerto otro pedazo de la poesía. Benedetti era un cursi de mierda, pero cómo hacen falta cursis de mierda en estos aciagos días. Hoy es un domingo tan fúnebre que habrá que enterrar con él su poética y su mano derecha. Nada de féretro. Entierren a ese cursi de mierda entre las tapas duras de un libro.

3 comentarios:

rpconfidential dijo...

Así pasaste el domingo? no te hagas, lloraste y releíste de un tirón "La tregua", jajaja cursi de mierda. Besos

javier moro dijo...

De acuerdo contigo: cómo hacen falta los cursis de mierda en este mundillo lleno de intelectuales con tantas ideas en la cabeza; tantas que han terminado elevándose por los aires llenos de su propio ego. En fin.

Fausto Ponce dijo...

Jajaja, qué manchado... ya déjalo ir...

PD: Tu nuevo diseño, está chido, pero tarda en cargar...