domingo, mayo 10, 2009

Mother's Day

En días como estos finjo que no me acuerdo o que las cosas fueron así desde siempre. Me propongo firmemente transitar por las horas como si este asunto fuera trabable o medible. En días como estos me considero a mi mismo desde ese otro yo que abandoné para seguir un camino. El único camino posible. Pero entonces una memoria acude hasta mi para recordarme que hay un fragmento tan ausente que descompone mi figura, mi rostro. La gente me pregunta en un día como estos si estoy cansado o enfermo. Yo levanto la vista y recuerdo que estoy bien y que lo que tengo por decir aguardará hasta que sea el momento preciso de abrir la boca y los ojos y, entonces sí, empezar de nuevo.

No me gustan los días como estos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Yo creo que es un día como cualquier otro. Y tú siempre has sido ese otro que nunca será sólo un cualquiera. Saludos.