jueves, enero 28, 2010

500

Pues sí, he llegado a los 500 posts en este blog. Estos días han sido increíbles, tras la llegada de Agustín Fernández Mallo y Eloy Fernández Porta, mi vida se vio en una espiral interminable de After Pop. Se aprende mucho cuándo se habla con gente que cruza ciertas fronteras que uno mira con temor, se aprende más cuándo se aprende de su experiencia y se resumen las batallas pendientes con la idea firme, en la cabeza, de culminar los proyectos que se han aletargado. Flap está ahí, esperando su final After Pop o lo que quiera que eso sea. Los poemas y la literatura se reforman y disuelven mientras uno se fuma otro cigarrillo y escucha un silbido subir por el esófago y volverse un siseo molesto cuándo todo está en silencio. Quizá deba dejar de fumar.

2 comentarios:

aus dijo...

entonces han sido días muy buenos :)

Di. dijo...

Encontrarse con gente que amplia tu panorama es uno de los regalos más grandes de la vida. Con ellos se aprende que los límites los pone cada quien y que brincarse las trancas no es tan grave como parece. Suenas contento. Felicidades por ese nuevo horizonte y por todo lo que este blog ha traido a tu vida.