8/8/07

¿Criminales o Potenciales?

Durante mucho tiempo los Hackers/Crackers y demás tipo de piratas informáticos han sido perseguidos por las grandes corporaciones. En primera instancia fue para detenerlos y arrestarlos, ahora la lucha es por contratarlos. En el mundo editorial vemos un efecto parecido, ante la llegada del último libro de la saga de Harry Potter las múltiples traducciones "ilegales" han surgido por todo el mundo. Primero se hablo de Spanish Hallow, el blog en español que presentó una traducción completa (y debo reconocer que bastante acertada) del libro apenas cinco días después de la presentación mundial, hoy encuentro la nota de EL UNIVERSAL donde informan que ha sido arrestado un joven de 16 años de edad por haber hecho pública una traducción al francés de la misma obra. Aquí hay dos cosas extraordinariamente claras, la primera es la incredulidad de la casa editorial que publica dicha obra ante la cantidad de traducciones clandestinas que surgieron, no por otra cosa que por su propia lentitud frente a la necesidad de los lectores. Segunda cosa que queda clara es que hay una generación de adolescentes con un potencial extraordinario, que de solo ser encaminados y motivados hacía los lugares correctos, lograran hazañas antes pensadas imposibles. Ahora la pregunta es la siguiente, teniendo en sus manos a este adolescente, ¿se le debe encarcelar u ofrecer un trabajo para evitar futuras molestias de aquellos que esperan la traducción del libro más esperado en la historia de la literatura universal?

4 comentarios:

Josep Tarrés dijo...

Desde el punto de vista de la editorial, se le debe condenar duramente para dar ejemplo y evitar que otros le imiten.

Si se le recompensa por su acto, la próxima vez que salga un best-seller en otro idioma, multitud de chavales se pondrán a piratearlo.

aus dijo...

el problema central está en el aspecto que señalas claramente, si el mercado lo pide siempre habrá quién brinde el producto; no creo que se trate de castigar duramente a este muchacho, de todas formas no pasará nada.

cuando se publican libros de esta naturaleza, se debe contemplar lo que el mercado espera; es decir, haces un lanzamiento internacional en los idiomas necesarios, ¿para qué esperar?

no sé si ofrecerle trabajo a este muchacho sea la solución para él, pero en esencia entiendo tu punto.

ErosGod1 dijo...

Viva la imaginación!

Se lo debe premiar, es el mundo editorial el que debe migrar o inventar otras formas de distribución y comercialización.

Es evidente que quién permanecxe en otro tiempo es la industria editorial, quizá con el tiempo siga algunos de los caminos que obligadamente esta tomando la industria musical. Por otra parte es también una oportunidad para los autores, quedan aún muchas cosas por descubrir en estos mercados.

Saludos wey.

Olli Carreira dijo...

No creo que castigarlo sea una buena idea. De hecho, la gente que lea el libro en el blog va a comprarlo cuando salga en papel. A nadie le gusta leer el texto en la pantalla de un pc, y si lo lee es porque no sepa leerlo en inglés. Además, se demuestra que se podría hacer una traducción al poco tiempo de sacar el original (Sigo sin entender por qué se tarda seis meses en sacar la edición española)
Y al chico en cuestión, yo lo premiaría, Salamandra va a salir beneficiada de todo esto y creo que la iniciativa en sí no se ha hecho con ánimo de lucro, sino para dar a conocer la cultura (y como dice el dicho, al campo no se le puedne poner vallas)