viernes, agosto 10, 2007

¿Amigos o enemigos?

Durante años he tenido a mi alrededor montones de gente, de manera muy cagada se dividen en dos: los que me quiere y los que me odian. Por alguna razón ambos grupos suelen estar entremezclados, es decir, algunos que me quieren son amigos de algunos que me odian y por ende, viceversa. La mayoría de mis enemigos son ficticios, tipos a los cuales declaro una guerra que nunca llevaré a cabo o que bien pierden mi interés rápidamente. Actualmente me he acostumbrado a esta situación, soy casi capaz de reconocer a cada uno de los dos bandos, sin embargo he decidido dejar de lado a toda esa gente que busca realmente fastidiarme sin lograrlo. Aunque por momentos, y cuándo la situación se me presenta, resulta difícil no poner en su lugar a uno que otro pendejo chaquetero que salta intempestivamente de la caja de sorpresas.

1 comentario:

tangómana dijo...

Ay. La caja de sorpresas. Sale tanta cosa extraña de ahí. En fin, amigos o enemigos uno nomás tiene que concentrarse en vivir y dejar hacerlo. Yo sé que no me conoces. Y también sé que no puedes saber si soy tu enemiga o no (?). Lo que sí es cierto es que me gusta tu blog. Un beso.