sábado, julio 29, 2006

Job 26:07


He sido freelance por los últimos dos años. He trabajado para varias editoriales haciendo varios libros y pegando varios gritos. En definitiva poderte ubicar dentro del ramo editorial es una gran suerte, no todos pueden dedicarse a hacer lo que realmente les gusta, o bien lo más cercano a lo que realmente les gusta. Mi maestra editorial me enseño varias cosas, muchas de ellas no las reconocí hasta ahora que soy parte de un equipo editorial de manera estable, hoy veo que la forma en la que se trata a los colaboradores, autores y jefes varios es importante para como se desarrollan las situaciones. El miércoles entré como editor de Secundaria para una empresa mexicana. Por supuesto que estoy sufriendo los estragos de trabajar de 9 pm a 6 am ahora que tengo que firmar mi entrada a las 8:30 de la madrugada (los últimos 2 años no he visto esa hora despierto pero ni con chochos) Por supuesto me gané la rifa del tigre desde un principio, tengo en mis manos un libro que costó medio millón de pesos y está todo mal, ahora hay que repararlo con un presupuesto de 23 mil. Aprender es el camino, lo realmente importante es saber escuchar de todos una opinión, una manera de hacer las cosas, para después aprovechar todo eso y hacer una carrera. ¿Cuánto duraré en un trabajo estable? No lo sé, quizá solo el tiempo necesario para que mis ideas literarias terminen de cuajar y pueda sentarme sin culpa a escribir tranquilamente una muy mala novela.

2 comentarios:

cel dijo...

¿Cuál es el precio?
Yo sólo espero verte con tu ánimo peculiar...que el trabajo no te coma y que la inercia nunca coma tu espontaneidad...

cel dijo...

ya vi que repetí coma coma, beba beba... bueno, ps ya qué :(