martes, marzo 14, 2006

Scratch

Rascaré y rascaré y su pielecita derribaré. Fuck, por alguna extraña razón tengo el rostro lleno de urticaria. Asi que me he pasado estos días encerrado en casa esperando mejorar, por otro lado el Xbox sigue ocupando un espacio primordial en mi vida. He logrado emparejar la situación con los grandes jugadores y ahora casi me defiendo. Les aviso como queda el asunto del rostro, byte.

No hay comentarios.: