miércoles, marzo 17, 2010

Innovar




Al escribir siempre surgen ciertas dudas, cómo manejar una circunstancia, cómo aproximarse a la otra, diálogos o silencio, en fin. Es mucho más complicado resolver estas preguntas cuando la temática de lo que se escribe rebasa los moldes licuados con anterioridad. Sin embargo, me siento más dispuesto a tolerar ciertas imprecisiones durante la novedad que apreciar la estética de lo inerte durante la repetición.

1 comentario:

aus dijo...

El problema será siempre el mismo, aquellos que suponen que la literatura es sólo una cosa (la definida con anterioridad y no lo demás); pero afortunadamente la literatura evolucionan, a pesar de los académicos, los críticos y los "entendidos".