jueves, julio 09, 2009

Calor

Babylon King estuvo en Monterrey. Sudaba como puerco. No he querido decir nada porque el mundo está cambiando tan rápido que vale la pena sentarse y mirar. Michael Jackson murió como un pedófilo no convicto, también murió como una super estrella. Era la última super estrella del mundo. Nadie será más famoso que Michael Jackson. Miro al sur y me preocupa que sea el destino de mi país. Honduras está callado, tan callado que su selección perdió 2-0 por pura mala suerte. Escucho frases como golpe de estado y gobierno de facto y me hacen recordar la historia que corre por las venas de América Latina. Sudamos como puercos. Michael decidió terminar su carrera en Londres. Ahora Londres llora amargamente mientras devuelve las entradas a los fans dolidos. ¿En Honduras le devolverán sus entradas a los que votaron? La gente dice que el voto en blanco no sirvió de nada, ahora todos tienen un comentario mordaz al respecto, yo sólo pienso que si el voto en blanco hubiera sido un partido, habría conservado su registro a nivel nacional. Hace tanto calor que no quiero hacer nada. Podría ser peor, podríamos estar todos en Monterrey. Si Monterrey es el infierno, Matehuala es el purgatorio. ¿Vieron todos que ganó Juanito? Pobre Juanito, dice que cobrará una quincena y después se va, mientras en las sombras la mujer que ocupará su lugar teme la popularidad que tiene el vendedor ambulante. ¿Si Juanito fuera presidente le daríamos un golpe de estado?

Hoy juega la selección mexicana, me da tristeza por adelantado. Pero después miro los paquetes de Babylon que tengo aquí y me da alegría. Michael Jackson se murió y yo quiero hacer el Moonwalk todo el tiempo. Moonwalk al fin del mundo y de regreso.

No hay comentarios.: