viernes, septiembre 26, 2008

Haunted by Palahniuk

Terminé de leer Haunted a novel de Chuck Palahniuk, fue una lectura dolorosa, por momentos casi insostenible. Desde Fight Club me quedó claro que Chuck sabe, sabe donde arde tu apestosa humanidad debajo de todo ese armazón de carne y huesos. Saber eso, te permite escribir cierto tipo de literatura, muy específica, que se propaga como el mal aliento, como un pedo en el elevador.

Al final de la novela viene "The Guts Effect" An afterword (or Warning) of Sorts, en el cuál Palahniuk habla un poco sobre su visión particular de libros como Haunted.

Aquí les copio un fragmento seguido de su traducción, siéntanse libres de corregirla o criticarla.

"[...] Because only books have that power.

A motion picture, or music, or television, they have to maintain a certain decorum in order to be broadcast to a vast audience. Other forms of mass media cost too much to produce to risk reaching only a limited audience. Only one person. But a book. . . . A book is cheap to print and bind. A book is as private and consensual as sex. A book takes time and effort to consume -something that gives a reader every chance to walk away. Actually, so few people make the effort to read that it's difficult to call books a "mass medium". No one really gives a damn about books. No one has bothered to ban a book in decades. [...]

[...] These are the places only books can go.
This is the advantage that books still have. This is why i write.
Thank you for reading my work[...]"

* * *

"[...] Porque solo los libros tienen ese poder.

Tanto películas, música o la televisión, tienen que mantener un cierto decoro para poder ser transmitidas a grandes audiencias. Otros medios masivos de comunicación cuestan demasiado en producción para arriesgarse a solo llegarle a una audiencia limitada. Solo una persona. Pero un libro. . . un libro es barato de imprimir y encuadernar. Un libro es tan privado y consensual como el sexo. Un libro requiere tiempo y esfuerzo para consumirse, algo que le da al lector suficiente espacio para dejarlo a un lado. Actualmente, es tan poca la gente que hace un esfuerzo por leer que resulta muy difícil llamar al libro un "medio masivo de comunicación". Realmente a nadie le importan los libros. Nadie se ha tomado la molestia de vetar un libro en décadas.

[...] Éstos son los lugares a los que solo los libros pueden ir.
Ésta es la ventaja que los libros todavía tienen. Ésto es por lo que escribo.
Gracias por leer mi trabajo.[...]"

* * *

Es bueno saber, en estos tiempos aciagos para el libro, que aún hay gente que puede darnos claras y buenas razones para seguir escribiendo.

No hay comentarios.: