23/1/07

Poemas

Pues entre las curiosidades que ahora me rodean, voy a un taller de poesía. En definitiva para mi los talleres son una especie de disciplina que me obliga a escribir casi todos los días. En este taller se ha discutido mucho mi falta de "objetividad", "claridad" o bien "exactitud" al escribir. Creo que quizá la poesía que me gusta escribir no está hecha para cumplir con ninguno de esos objetivos. Pienso, que por momentos, la poesía se ha vuelto un objeto de estudio y ya no de culto, cosa que aleja al lector del verso como si fuera la peste.

2 comentarios:

cuervita dijo...

cierto

ErosGod1 dijo...

Déjate de pretextos y escribe.

Ah, y también comunícate we.